Tradición

valores1-01

 

Estilografica Nacional, la marca pionera de bolígrafos en España

En 1944, D. Amadeo Arboles Vidal compra ESTILOGRAFICA NACIONAL. Por esa fecha fabricaba plumas de la marca DALVI, todas de calidad y algunas de ellas con plumín de oro. Hoy, sus nietos, Ana y Amadeo Arboles, continúan la saga, con la marca de artículos de escritura del siglo XXI: MOLIN.

Con el cambio de siglo se produce un giro radical en la trayectoria de la empresa creada por D. Amadeo Arboles Vidal: la marca MOLIN entra en escena, ya que “entendimos que para jugar un papel importante en el mercado, era imprescindible presentarse con una marca propia”, nos dicen los actuales administradores de MOLIN, Ana y Amadeo Arboles. Así, rápidamente se creó una línea de productos MOLIN para escolar y oficina con una Corporate Identity muy lograda. Ana y Amadeo Arboles dan garantía de continuidad a la empresa, y son ya tres generaciones dedicadas de pleno al negocio de artículos de escritura. “Contamos con un equipo de profesionales con un profundo conocimiento de su tarea y una red de comerciales distribuidos no sólo en el ámbito nacional sino también fuera de nuestras fronteras” destacan los hermanos Arboles, quienes añaden “nuestra finalidad es fabricar y distribuir artículos de alta calidad y tecnología para atender la demanda no sólo de los consumidores más exigentes, sino también de aquellos que buscan alternativas a precios más competitivos”.

Así, en MOLIN se esfuerzan por entender las necesidades y expectativas de sus clientes en cada uno de sus ámbitos: “ofrecemos productos para los más pequeños, que sirvan para ejercitar su motricidad, como la plastilina o la pintura de dedos, productos para pintar y colorear como témperas, lápices de color, rotuladores, ceras, acuarelas, y cómo no, todo tipo de artículo escolar y de oficina” nos comentan sus Administradores.

Valor de Marca, aquí y en el exterior En MOLIN buscan la fidelización del cliente: el valor de la marca se mide en relación a la lealtad del consumidor hacia la misma, y esta es mayor cuando el producto que se ofrece es accesible al consumidor y tiene una calidad a toda prueba “¡ así lo entiende Molin!” enfatizan sus directivos. Para brindar toda esa calidad y renombre, en MOLIN cuentan con una moderna infraestructura que incluye un edificio de 4.000 m2 con espacio suficiente para albergar una amplia sala de ventas, almacén, oficinas y fábrica. Además están situados en un lugar estratégico, junto a las principales vías de acceso a la ciudad, puerto y aeropuerto de Barcelona, algo clave para MOLIN, pues desde aquí se están abriendo muchos mercados internacionales, y hoy “mantenemos relaciones comerciales con clientes de Europa, África, América del Sur y Oriente Medio.

Pretendemos fortalecer la marca, consolidarnos en los países donde ya estamos, dando una completa cobertura y crecer en otros mercados donde todavía no tenemos presencia. La experiencia y profesionalidad ya señaladas hacen pensar que el proyecto de Molin será un éxito” concluyen seguros los Sres. Ana y Amadeo Arboles, sus máximos responsables.